¿Por qué es importante la escritura para vender tus servicios?

¿Por qué es importante la escritura para vender tus servicios?

🎙 ¿Preferís escuchar lo que dice este artículo? Dale Play al Podcast 🎧

Sos Coach, Psicóloga o Terapeuta y ayudas a la gente de maneras muy diversas. Como profesional tenés entrenada la escucha activa como nadie.

Vos y yo sabemos que estar receptiva a lo que traiga tu paciente, procesar cada idea y pensamiento que la persona te comparte, es parte fundamental de tu quehacer.

Así como tu escucha hacia ese cliente es importante, tu palabra lo es en igual medida. La palabra como un canal para conectar con el otro.

Por eso importa (y mucho) lo que vos le digas, la devolución que hagas, las preguntas que le regales para abrir caminos a la resolución de sus problemas.

La palabra es comunicación y ser capaz de ser clara en el mensaje de devolución al cliente es parte fundamental de tu profesión. Eso creo que también ya lo sabemos.

Pero además, un mensaje claro a tu audiencia es parte fundamental del proceso. Es decir, para que ese cliente se convierta en tal, primero te tiene que conocer.

Es importante que la persona sienta y sepa con certeza que vos sos la persona en la que puede confiar para acudir a solucionar ciertos problemas y encontrar ese estado de solución al cual quiere arribar.

Y es mediante el diálogo en que uno entra en confianza con el otro. Por eso es tan importante tu palabra y lo que vos tengas para decirle a ese público.

Y aquí está el meollo del asunto: la escritura, como herramienta para hacer llegar tu mensaje, es fundamental.

Te lo digo fuerte y claro: la escritura es la mejor herramienta en tu estrategia de comunicación.

La escritura es la mejor tecnología para tu estrategia de comunicación

Si hay algo que aprendí estos años en comunicación digital es que se necesita escribir mucho para aportar valor a tu audiencia. De esa manera generás confianza y luego, recién ahí, podés venderle tus servicios.

Es así.

No hay vueltas: tenés que crear contenido.

Porque sos vos quien posee el expertise en tu temática y la única persona que conoce tu propia voz (que será, en definitiva, parte importante de tu diferencial)

Por eso, la escritura se hace necesaria. Vas a tener que escribir mucho para llegarle a tu público (sean artículos, post, guiones para videos, páginas de venta, o cualquier cosa que quieras comunicar).

No te asustes con eso de “escribir mucho”. Al final de este post te dejo un par de ejercicios para que la entrenes y puedas escribir un poquito más cada día.

¿La Escritura es una Tecnología? Sí.

Recordá que, como tal, es un artificio inventado por la humanidad (con sus miles de variables). El tema es que la tenemos tan internalizada que no lo vemos como algo externo.

Pensá: su dominio requiere de su aprendizaje, ciertos instrumentos que nos permiten llevarla a cabo y posee reglas especiales (de derecha a izquierda, de izquierda a derecha, etc.).

La escritura se practica

Ese aprendizaje (o su mejora) se da mediante el ensayo.

Te lo digo de otra manera: escribir para aportar valor a tu audiencia tiene un paso previo: practicar la escritura.

Como un equipo de fútbol, que practica todas las semanas para jugar bien el Domingo, tu escritura necesita lo mismo. Dedicar un 80% a su práctica hará que el otro 20%, esa escritura con intención, se haga más fluida.

Es que existe una creencia muy cruel con respecto a escribir para comunicar tus servicios: no damos lugar a la escritura porque sí. Creemos que toooodo lo que escribimos será puesto a la luz en Redes Sociales, blogs, email, etc.

Te pregunto:

👉  ¿Cuántas veces escribís tus post o artículos en un Word o a mano? Contestate con sinceridad.

👉 Y ahora ¿Cuántas veces escribís tus post o artículos directo en Facebook, Instagram o tu blog? Contestate con sinceridad.

Esto último deja poco margen para la mejora, para la exploración, para la escritura libre.

Nos hace editar a la vez que escribimos. ¡Aaay! 😟 Pobre nuestra creatividad que le podan sus ramas antes de crecer. 

Me dirás que no, que no sabés escribir. Que sos mala haciéndolo.

Y yo tengo dos cosas para decirte:

👉 Aprendida la técnica, todos somos escritores

👉 No existe un “mal escribir”. Solo existen comparaciones. Y todos sabemos que las comparaciones…

La escritura es diálogo

Luego de toda esta lectura ya lo sabrás: la escritura es diálogo. Y lo médular en tu estrategia de comunicación es crear un ida y vuelta con tu audiencia ¿no te parece?

Por eso es tan importante que comiences a practicar tu escritura para conversar con ella.

La confianza que generes con tu público será la diferencia entre tener likes y tener conversiones. 

¿Y cómo alguien entra en confianza con otra persona?

Sí: dialogando.

Yo no sé exactamente en qué momento estás con tu emprendimiento online: si tenés una Fanpage, si escribís para tu blog, si tenés pocos o muchos clientes, si no tenés idea qué significa WordPress o aún estás queriendo entender Google+ (no te preocupes: nadie entiende esa Red Social de Google, ni siquiera quienes trabajan allí).

Pero dejame decirte una cosa: la escritura es la base fundamental para empatizar con tu público.

Mediante esa conversación comenzás a saber de primera mano lo que le sucede al otro. Empezás a conocer sus dolores, comenzás a escribir sobre sus dolores.

☝ Y si conocés los problemas de tu audiencia, vas a saber qué soluciones ofrecerle.

Y si sabés qué soluciones ofrecer, entonces tu mensaje va a hacer match con lo que está buscando ese futuro cliente.

¿Sabés qué sucede cuando das en el clavo con tu mensaje? Tu audiencia se siente escuchada y se genera esa sensación (que seguro vos también la has vivido): al leerte, la persona se lee.

(En otras palabras: esa expresión de “pahhh…parece que estuvieses hablando de mi”)

Tu palabra en el proceso de transformación

Quiero serte muy claro en esto: es importante que tu audiencia conecte contigo desde un primer momento a partir de lo que tenés para compartirle.

Soy un convencido que las palabras salvan y que un Coach, Psicólogo o Terapeuta debería poder comunicar mucho más que sus servicios.

Preguntate ¿Cómo lograrán tus futuros consultantes conocer tus servicios si no te animás a entregar tu mensaje al mundo? 

Yo sé que puede dar miedo sentir que te estás exponiendo , pero comunicar desde el hueso para inspirar a tus lectores y que se sientan en sintonía con tus valores te ayudará a convertir a tu audiencia en clientes.

¡Basta de frases inspiracionales!

Ya casi terminando, me quiero adelantar a algo que he visto mucho cuando hablamos de escribir y conectar desde la palabra con la audiencia.

Quiero decírtelo claro (y sé que puedo sonar muy duro y te pido disculpas): ¡Basta de frases inspiracionales, por favor! ¡Ya estamos inspirados!

Según lo que he estudiado estos años, lo que me dice gente que sabe mucho más que yo y lo que he experimentado, a veces, o casi siempre, no llegás a tu audiencia no porque lo que tengas para ofrecer es malo o porque no estás capacitada.

No.

Si no llegás a tu audiencia es porque, tal vez, nunca te sentaste a pensar una estrategia de comunicación.

Es simple y por simple, lo omitimos.

Es más: porque pensamos que hay que escribir algo nos ahorramos camino subiendo alguna frase que suene linda para tener algún like que otro y listo.

Yo no digo que no haya que hacerlo, cuidado. En su justa medida, puede tener un gran efecto, como una coca cola cuando hay 40 grados de calor o una canción de Maná.

Pero no es una estrategia de comunicación subir posts con Paulos Cohelos y Dalais Lamas diciendo frases de dudosa autoría.

Entonces ¿Cuántas veces has publicado por publicar, sin un objetivo en concreto, sin saber a quién le estás escribiendo o sin saber, siquiera, qué tenés para ofrecer?

En este post te explico cómo podés comenzar a diseñar una estrategia de comunicación acorde a los servicios que tenés para ofrecer.

Cuidado, para nada estoy juzgando con esta pregunta. Simplemente no quiero que hagas todo lo que yo alguna vez hice.

Por eso, te invito a que te sientes y pienses las acciones que sí podés tomar para afinar mucho más esa escritura que tal vez te está siendo esquiva, o que sale un poco oxidada:

Dos ejercicios breves para entrenar tu escritura

La escritura automática se trata de escribir sin pensar. Dejar de lado el editor que llevamos dentro y dar rienda suelta a la mano como un motor que construye palabras.

Escribir sin pensar nos permite ser canales entre las ideas y el papel.

¿Cómo hacerlo? Te propongo dos juegos simples:

1 – Cronométrate

Poné el cronómetro y escribí durante 10 minutos. Escribí sin parar. Escribí sin pensar. No levantes la mano ni te frenes. Escribí con furia que el tiempo corre. No pienses en el tema, dejá fluir lo que salga.

¿Qué son 10 minutos en todo un día? Poco ¿verdad?

2 – Hacé listas

Las listas nos ayudan a obtener mucha información en un período muy corto de tiempo y, a la vez, nos ayudan a ordenar y agrupar por categorías lo que vaya surgiendo.

Además, hacer listas largas nos permite ir más allá de lo aparente y comenzar a hurgar los territorios de nuestro inconsciente.

Entonces, te propongo que hagas una lista de 100 cosas sobre las que no he escrito.

Recordá: escribí rápido, sin pensar. Si te quedaste sin ítems, vale repetirlos. Hacé todo lo que esté a tu alcance para no frenar.


GUARDÁ Y COMPARTÍ ESTE ARTÍCULO EN PINTEREST


Y vos ¿Estás implementando la escritura como parte de tu estrategia de comunicación? ¿Qué te impide hacerlo? ¿Tenés alguna práctica para sugerir a los lectores?

¿Qué te gustaría hacer que hasta ahora no estás haciendo?

LA VULNERABILIDAD DEL TERAPEUTA – ¿Cómo superar el miedo a mostrarnos y escribir con autenticidad?

LA VULNERABILIDAD DEL TERAPEUTA – ¿Cómo superar el miedo a mostrarnos y escribir con autenticidad?

🎙 ¿Preferís escuchar lo que dice este artículo? Dale Play al Podcast 🎧

Quiero, pero no puedo. Algo me frena. No sé qué publicar. No tengo tiempo para hacerlo. No creo que sea buena idea mostrarme tanto en las Redes Sociales. No tengo mucho para aportar ¿Qué sucede si mis colegas miran lo que publico? ¿Qué pasa si los conceptos son erróneos? No estudié tantos años para salir a venderme así como así.

¿Se te cruzaron algunos pensamientos como éstos alguna vez?

De acuerdo a Julia Cameron, escritora estadounidense, la causa de tus bloqueos (porque de esto se trata muchas veces: de sentirnos bloqueados) no es tu perfeccionismo ni tu falta de ideas. Mucho menos es tu falta de tiempo.  La raíz más honda de todas es tu miedo. 

Miedo al qué dirán, a no generar reacciones en tu audiencia (por ende, no sentirte reconocida) o a no tener las respuestas adecuadas.
Miedo a quedar expuesta y en evidencia, a no ser suficiente, a quedar en offside frente a los demás.
Miedo a que te vaya bien (demasiado bien) y no tener las herramientas para manejarlo (o hacerte cargo de tu éxito).

O el miedo a no terminar, que hace que no comiences en absoluto y que te quedes ahí: en un círculo de invisibilidad que lo único que provoca es que no solo pierdas clientes (por ende, dinero), sino una energía valiosa que podrías ocupar en vos misma.

Miedo, en definitiva, a sentirte vulnerable.

 

De esto hablamos con Natalia Sarro, Psicóloga, Coach Ontológico y Escritora en www.inspiramundo.com. Desde su comunidad ESO QUE NO DECIMOS: COACHES Y PSICÓLOGAS QUE ESCRIBEN, acompaña a profesionales de la ayuda a desarrollar sus talentos y transformar sus vidas y trabajos a través de la escritura creativa y terapéutica.

 

– Los Terapeutas y Coaches trabajamos con nuestra vulnerabilidad a diario. Frente a nuestros pacientes, estamos llamados a convivir con la incomodidad de la ambigüedad y la incertidumbre. Uno de nuestros mayores desafíos como profesionales de la ayuda es mantener abierto un espacio de empatía y compasión para que las personas puedan encontrar su propio camino. Y esto es caótico. – dice Naty

Vos, al igual que muchos profesionales de la ayuda, elegís transmitir tu conocimiento, experiencia o servicios. Estás profundamente conectada con la decisión de mostrar tu auténtica voz pero te sucede algo: no sabés quién leerá tus artículos o mirará tus videos. Te incomoda pensar que, tal vez,  te harás visible ante demasiadas personas.

–Esto genera una sensación de pánico. Miedo a ser criticadas o juzgadas. A que nadie nos lea.

Nuestro temor a no ser suficientes – dice Naty.

Miedo no solo a sentirte vulnerable, sino a que los demás lo perciban.

 

¿Cómo podemos detectar esta vulnerabilidad?

 

La Investigadora Brené Brown dedicó décadas a explorar la vergüenza. ¿Cómo actúa la vergüenza en nosotros? ¿Cómo cultivamos nuestra resiliencia ante la creencia de que “no somos suficientes”, que no merecemos ser amados?

–¿Qué nos pasa cuando nos sentimos avergonzados? – comenta Naty – Solemos esconderlo. Es paradójico: cuanto más escondemos la vergüenza, más crece.

La clave es detectar cuándo nos sentimos avergonzados.

¿Te sucede que te encanta admirar la autenticidad en otras personas? ¿Considerás valiente a aquel que comparte, se muestra y emprende, pero no te gusta que esa misma vulnerabilidad se vea en vos?

– Suele suceder que lo que veo como algo poderoso en otros lo veo como defecto en mí. Como Coaches o Terapeutas ¿en qué momento hemos aprendido que la vulnerabilidad es un punto de flaqueza, debilidad y desconexión?– dice Naty.

 

¿Cuáles son las causas de sentirnos expuestos?

 

Hoy vamos a compartirte dos de ellas:

1 – EL ARTISTA INTERIOR HERIDO

 Emprender, llevar adelante un proyecto online, atender clientes, buscar maneras para ayudar a las personas de la mejor forma, escribir un artículo, crear un post, diseñar un programa. Son todos actos creativos.

“Y negar nuestra creatividad es negar que nos corre sangre por las venas”, dice Julia Cameron.

Pero puede pasar que en algún momento algún docente, algún familiar o algún amigo nos dijo algo, no necesariamente con mala intención, que atentó con nuestra frágil, creciente y fértil creatividad.

–En muchos casos, mucha gente me ha dicho que desde ese momento nunca más se ha animado a compartir algo en público o que ni siquiera se permitió escribir en su propio cuaderno privado–  dice Naty.

Y entonces, ella nos invita a plantear esta pregunta ¿Cuál ha sido tu relación histórica con la creatividad?

¿En casa se potenciaban y celebraban  tus costados artísticos? ¿O por el contrario se juzgaba y penalizaba todo expresión creativa?

Naty nos propone que buceemos en nuestra biografía y detectemos en que momento se ha detenido la expresión de nuestra singularidad, tal vez para sentirnos aceptadas o queridas.

– Estas voces ajenas las hemos internalizado como propias. Al momento de sentarnos frente al papel, nos autocensuramos antes de escribir la primera línea.

2 – MANDATOS CULTURALES

¿Te preguntaste qué mandatos están detrás de ese miedo a la exposición? ¿Qué se dijo siempre desde tu profesión? ¿Qué lugar debe ocupar el Terapeuta frente a su público? ¿Puede tener público siquiera? ¿Se fomentó desde tu carrera que compartas tus conocimientos en Redes Sociales, blog o revistas especializadas? ¿Qué manual de ética te pusieron en el banco del aula?

–Me da miedo lo que piensen mis colegas sobre mí– me dijo Mariela, una clienta en una sesión de mentoring. –Ninguno de mis colegas está haciendo esto que hago. No tengo con quién hablarlo y eso frena las ganas de compartirlo en mis proyectos online porque no tengo quién me dé feedback.– me dijo Valeria, una Psicóloga a la que entrevisté hace poco.

Naty lo llama “El mandato del Psicólogo”. ¿En qué consiste? En que, como profesional de la Salud,  te regís por un manual de ética y por ciertos principios que, si bien regulan tu práctica profesional, por otro lado restringen y limitan la libre capacidad de expresión de tus talentos y conocimientos.  Y en demasiados casos, te impiden desplegar estilo particular de acompañar a pacientes/clientes.

 

Cuando nada alcanza

 

Pero esto no termina acá.

También, este miedo a mostrarnos vulnerables tiene que ver con la sensación de escasez. Que se liga a la creencia de no ser suficientes.

“La escasez es el problema del nunca es suficiente” dice Brené Brown y te pregunto ¿Cuántas veces ocultaste ese servicio que tenés para ofrecer porque sentiste que no estaba del todo terminado? ¿Cuántos textos siguen guardados porque aún los sentís incompletos? ¿Cuánto hace que tenés planificado salir a la luz, pero te decís que te falta terminar no-sé-qué-logo para colocar en no-sé-qué-página?

–Nico, no publico nada en mi Fanpage ni en mi blog porque soy muy detallista. Porque ya sé que estaré muchas horas editando, corrigiendo, queriendo hacer el post perfecto. Me consume la energía– fueron las palabras de Mariela en aquella sesión.

A Valeria, la Psicóloga que había entrevistado, le pasaba que no podía encontrar el punto intermedio entre una escritura académica y una más vivencial. Encontrar ese equilibrio hacía que se bloqueara y no estuviese llegando a su público de la mejor manera.

Y yo me pregunto ¿en serio el bloqueo viene de la perfección?

La pretensión de escribir textos perfectos es la historia que nos contamos para no mirar de frente a los mandatos que tanto nos dolería traicionar.

 

¿Quién me cuida de las críticas?

 

Hay un sueño recurrente: un aula llena de personas, vos parada frente a la clase, ellos mirándote. El peso de ser el centro no es tan fuerte como pensabas pero ese sueño se convierte en pesadilla cuando te ves desnuda, expuesta ante cientos de ojos que te juzgan.

La vulnerabilidad hecha metáfora.

Escribir, compartir tus textos, mostrar tu propia autenticidad, todo eso que sos y tenés para dar se parece a eso.

“Exponer nuestro arte, escritos, fotografías o ideas en el mundo sin ninguna garantía de que van a ser aceptadas o valoradas, eso también es vulnerabilidad” , nos enseña Brené Brown.

Y las críticas de desconocidos, las miradas reprobatorias de quienes nos quieren, el comentario en una Red Social, el ataque a tu persona, a tu trayectoria como Terapeuta, a todo lo que tenés para dar… con todo lo que te costó llegar hasta acá.

La pesadilla hecha realidad

 

¿Y qué sucede cuando aparecen?

El secreto es bastante Zen: no habría que casarse con los que te dicen que sos la mejor del mundo (porque habrá gente que se convertirá en amantes fieles de tu marca) ni deprimirte cuando alguien te escribe con mala intención (los llamados Haters que suelen escribir, ¡oh casualidad!, todo en mayúscula como queriendo llamar mucho más la atención).

 

¿Cómo amigarnos con la vergüenza?

Naty nos da una punta. No sigas permitiendo que tus logros profesionales definan la medida de tu valía personal. No dejes que un éxito o un fracaso en tu profesión determine cuánto te respetás a vos misma al final del día.

En otras palabras: si tengo muchos likes y el público me deja comentarios bonitos, entonces me quiero más.  En cambio, si nadie me lee, no recibo ninguna respuesta ni reconocimiento de los otros, entonces mi autoestima desciende a los subsuelos.

–Si logramos conservar nuestro amor propio firme más allá de los resultados, vamos a estar mucho más preparadas para tomar riesgos, para publicar más seguido, para probar cosas nuevas en el mundo digital, para dar una charla o  para dar un taller.

 


Ponete cómoda y escuchá la entrevista

Te invito a que te tomes un ratito y le pongas play a esta charla que tuvimos con Naty Sarro en la Comunidad de Facebook.

Allí hablamos de todos estos temas y mucho más:


 

GUARDÁ Y COMPARTÍ ESTE ARTÍCULO EN PINTEREST


 

¿Cuándo fue la última vez que te sentiste vulnerable?

¿Qué proyectos increíbles tenés guardados bajo siete llaves por temor a la mirada inquisidora de los lectores?

Cómo comenzar a comunicar tus servicios como Coach, Psicóloga o Coach [creá un mapa de comunicación mínimo viable]

Cómo comenzar a comunicar tus servicios como Coach, Psicóloga o Coach [creá un mapa de comunicación mínimo viable]

Seamos claros: necesitás conseguir clientes que paguen tus servicios.

Por supuesto, sos Coach, Psicóloga o Terapeuta y te mueve ayudar a otros, impactar en sus vidas, que descubran su potencial, que sanen heridas, que superen obstáculos, que derriben creencias limitantes… todo eso es muy cierto.

Pero también es cierto que si vos no conseguís clientes que te permitan pagar el estilo de vida que querés, ni tu propósito te va a salvar.

 

No esperes que te caigan clientes, salí a mostrar tu valor

Hasta hacía unos años atrás había una fórmula para conseguirlos muy simple: te contrataba algún consultorio y te mandaba pacientes. O abrías tu consulta y los clientes llegaban por recomendación. Ponías algún aviso en las páginas amarillas, te llamaban y listo

Dicho de una forma burda: te sentabas y los clientes te llegaban.

Pero hoy la lógica ha cambiado. Las páginas amarillas ya son demasiado Vintage y llega un momento en que la recomendación de personas que te conocen, se va reduciendo más y más (si no es que se agota).

Y no te descubro nada con lo que te voy a decir: el mundo online a catapultado a muchos profesionales, les ha permitido tener muchos clientes o para ganar el dinero que les permite llevar el estilo de vida que desean.

Y si vos estás acá, si estás leyendo esto es porque te interesa esto de ofrecer tus servicios como Coach, como Psicóloga o Terapeuta en el mundo online. Te interesa tener más y mejores clientes y que te paguen lo que merecés.

** [Y acá hago un paréntesis: suelo hablar de dinero como hablo de cocina, series de televisión o lugares de interés para visitar en Bangkok. Soy de la idea de sacarle drama a todo este asunto tabú y me encanta pensar que el dinero es solo un papel que compra opciones. Fin del paréntesis.] **

Por más que digan lo contrario, pienso que a veces no es tan fácil conseguir ese flujo de clientes en el mundo online y posicionarte en Internet requiere un esfuerzo mucho más grande del que podés pensar a priori.

¿Por qué?

 

👉 Porque tenés que tomar muchas acciones para ser suficientemente visible para que te conozcan.

👉 Porque hay que romper con muchas barreras mentales como: el miedo a mostrarte, el quedar expuesta, al error, a la tecnología, a la creencia de que “me estoy vendiendo” (que choca con un paradigma ético, sobretodo si venís del mundo de la psicología).

👉 Porque tenés que entregar mucho valor a tu audiencia para posicionarte como la persona que puede ayudarles a resolver cierto problema.

👉 Porque tenés que ofrecer el servicio adecuado a la persona adecuadas.

👉 Porque tenés que tener un embudo de ventas que te permita concretar conversiones (de nada sirve tener visibilidad si nadie te compra) (¡No sos una ONG y los likes no te pagan las cuentas!)

 

Estos son muchos puntos que no voy a abordar en su totalidad en este simple artículo. Aquí me quiero detener en el primer punto que es sobre las acciones que podés tomar para comenzar a ser visible.

Y cuando te hablo de comenzar, te quiero hacer mención de un problema que he visto en colegas tuyas que recién están comenzando y yo la he denominado el círculo vicioso de invisibilidad.

 

El Círculo vicioso de invisibilidad ¿Qué es eso?

¿Qué es esto?

Por desconocimiento, muchos de tus colegas comenten un error normal pero letal: quieren ingresar al mundo online con una sola Fanpage en Facebook y/o, últimamente, con algún perfil en Instagram.

Te pongo en situación para ejemplificarte lo que sucede:

🙋 Soy fulana y soy Coach (podría ser Psicóloga o Terapeuta, es lo mismo).

Abro una Fanpage de mi marca/emprendimiento online.

Diseño un flyer en Power Point o Canva que dice “Fulanita Health Coaching & Career, te llevo a donde quieras llegar. Mi mail es xxx@xxx.com”

Me sigue mi madre, dos o tres amigas muy amigas y algún distraído que pasó por ahí.

Bajo una foto de Pinterest con una frase de Paulo Coelho y la subo.

Al final del día la likearon dos personas. Al final de la semana, hay diez personas más que me siguen, un video subido de alguna charla TED, un comentario sospechoso de spam y poco más.

Como nadie participa, lo mejor, tal vez, pienso, no sé, es subir sobre mis servicios porque, en definitiva, lo que importa son los servicios y darlos a conocer ¿no? 🤔

Nadie pregunta. Nadie compra.

Como nadie compra, la solución ¿cuál es? Promocionar aún más mis servicios. Porque la charla TED nadie la comentó.

 

Podría seguir en ese espiral ad infinitum, pero creo que ya entendiste la idea: por el miedo a que nadie los contacte para consultar sobre sus servicios, se crea la falsa sensación que hay que postear más sobre lo que queremos vender.

Pero esto es como querer curar una gripe bañandote en la playa en pleno Julio a las siete de la mañana: lo más probable es que te internen por una pulmonía.

Y así, los días, las semanas y los meses, transcurren bajo la frustración del no saber, de verte abrumada por mirar miles de tutoriales sobre cómo tener seguidores, dudando de si lo online es para vos, dudando de si sos buena en lo que hacés. Enojada con el camino, con la gente que no responde, con la carrera, con el día a día, con tu mascota, con la vida.

 

No tenés un problema con tus servicios, tenés un problema de comunicación

 

Si te estás metida en ese círculo, déjame decirte que no tenés un problema con lo que tenés para ofrecer sino que tenés un problema de comunicación

Y aquí hago una pregunta a vos lectora que quiere saber cómo comunicar sus servicios y quiero que la contestes con honestidad: ¿Contratarías un servicio online a alguien que tiene solo una Fanpage? ¿Le preguntarías a alguien que te acompañe en ese problema que estás teniendo solo porque haga una Storie en Instagram?

No ¿verdad?

¿Por qué?

Te explico: hoy en día, el cliente (o paciente) (que, en realidad un paciente es un cliente ¿no?) navega por diversos canales de comunicación digital buscando su mejor opción.

Esto es lo que se le conoce con el nombre de Cliente Omnicanal. Es decir, la persona, gracias a la amplitud de internet, está en diversos canales a la vez. Tiene una gran movilidad y esto le permite decidir qué consumir (productos, información, referentes, contenidos, etc)

Cual candidato potencial de Tinder, antes de contratarte, la persona que te vio en Facebook o en ese post de Instagram, te va a googlear, irá a tu web, leerá un artículo de tu blog, se suscribirá a tu lista de correo, te verá en algún video, buscará tu perfil en LinkedIn. Es decir, consumirá eso que tenés para dar antes de invertir en vos porque quiere saber si sos la persona que realmente le podés ayudar. Si siente que no cumplís con sus estándares (de contenidos y confianza), irá a otra persona a buscar las soluciones. Sencillo.

Recordá: vos no estás vendiendo ni cucharas ni selfies sticks, vendés servicios donde el cliente deposita una gran confianza en vos para que la ayudes a encontrar ciertas soluciones a ciertos problemas

Y decime ¿cómo podría hacer todo ese recorrido tu cliente si solo tenés una Fanpage con un banner de tus servicios, unas frases robadas de Pinterest y poco más?

Entonces, tenés que saber que Facebook (al igual que Instagram) no es un fin en sí mismo. Debe estar pensado como un canal más dentro del ecosistema de comunicación de tu emprendimiento.


¿Qué es esto del Ecosistema de Comunicación?

 

Viene del concepto de Ecosistema Digital, que no es más que el ambiente de tácticas digitales que juntas logran un sólo propósito: generar tráfico calificado, convertir visitas a leads, calificar leads, consentir a los prospectos y generar venta (dicho así, hasta fácil parece).

Para que mañana puedas comenzar a tener un flujo de clientes online es bueno que te insertes este concepto que llamaremos Ecosistema Comunicacional.

En definitiva, un Ecosistema Comunicacional son todos los canales posibles por los cuales tu mensaje le llega al receptor (perdón, acá me salen los conceptos que estudié hace mil años en la Facultad de Comunicación, cuando las Redes Sociales aún no existían y solo había la celebre y desaparecida My Space).

¿Cuáles son los elementos del Ecosistema de Comunicación?

💻 Sitio Web: Es el elemento central y a donde se direccionará el tráfico. El sitio servirá para informar, interactuar, fidelizar o donde el usuario comprará.

📲 Redes Sociales: Posiciona tu marca y le da una presencia publicitaria constante. Aumenta tu visibilidad de una manera rápida y te permite interactuar directamente con tu audiencia

🛰 Google: Te permite un posicionamiento orgánico de tu web o algúna página de tu sitio en los motores de búsqueda (SEO) o un posicionamiento pago gracias a Google Adwords.

📧 Email Marketing: Posibilita la comunicación uno a uno entre vos y tu audiencia e intercomunica todos los canales. Acá podés ver por qué deberías comenzar a utilizarlo ya

Todos estos canales, también sospecharás, tienen que interconectarse.

 

Una alternativa para comenzar

 

Me dirás “Nico, pero eso es muuuucho trabajo. Aún estoy empezando” y te comprendo. No pienses que hay que estar en todos lados y tener miles de canales abiertos. Mucho más si aún sos de las que solo tiene una Fanpage y apenas una web a medio hacer.

Podés empezar con menos, pero tenés que poseer, al menos, un sistema mínimo de comunicación. Yo lo llamo Mapa de Comunicación Mínimo viable.

¿Qué contiene ese Mapa de Comunicación Mínimo viable?

   👉 Redes Sociales: Aquí podés tener solo tu Fanpage que te servirá para generar reputación online, tener presencia de marca y generar comunidad (para esto, crear un grupo apuntado a tu nicho, es la mejor opción que podrías tomar hoy en día – al momento de escribir esto, estamos en Marzo del 2018, te lo comento porque tal vez en 3 meses esto cambie ¿quién sabe?). Es importante que tengas en cuenta que necesitarás, si o si, invertir en Facebook Ads si querés llegar, no solo al público adecuado sino llegar a las personas, punto. Porque el alcance orgánico (ese que es gratuito) es, literalmente, un desastre.

   👉 Web/blog: En tu web las personas van a conocer tus servicios y te posibilitará darle un marco más profesional a lo que ofrecés (para esto es importante que no utilices webs gratuitas. Es importante comprar tu dominio y tener un mínimo de diseño profesional). A través de tu blog, aportarás valor donde tu audiencia podrá conocer tu experise. En esta etapa mínima, no necesitás quemarte la cabeza haciendo SEO y esas cosas raras. Podés redirigir desde tu Fanpage (ayudado con Facebook Ads) y desde tu lista de correo.

   👉 Email marketing: Uno de los grandes errores es pensar que el email marketing es para las grandes empresas. Hoy día, ante tanta distracción que hay en las Redes Sociales y sobreinformación que navega en el éter, poder llegar uno a uno a tu audiencia a través del correo electrónico, es una de las mejores opciones que podés elegir para generar conversiones. Desde allí, podrás redirigirlos a todos los canales que te propongas según el objetivos que te traces (si mañana lanzás un servicio, a una página de venta; si hacés un Facebook Live, a la transmisión de tu Fanpage o Grupo; si escribiste un nuevo artículo, a tu blog; etc)

Así, tu audiencia podrá tener contigo, aunque sea mínima, una experiencia °360 (me encanta este concepto) y podrá ir recorriendo los diversos espacios donde le aportás valor en diferentes formatos: si le gusta leer, si quiere escuchar un audio, si prefiere ver un video, si quiere descargarse un archivo.

Es decir, al tener varias necesidades cubiertas y aportarle valor de manera amplia, irás ganando confianza. Y al ganar confianza, aumentarás las probabilidades que esa persona contrate tus servicios.

Viste, en ningún momento te hablé de masividad. No hay que ser masivo y llegarle miles de personas para comenzar a monetizar todo eso que tenés para dar. Yo facturé 30.104 dólares en el 2017 con una base entre 600 y 800 suscriptores, un grupo en Facebook de 700 personas y Facebook Lives que no llegaban a 25 personas reproduciendo al mismo tiempo.

No tenés, tampoco, por qué ser Mia Astral que publica mil artículos por semana y hace cien Lives por minuto por todas las Redes Sociales.

La idea es que puedas tomar las acciones que puedas abarcar, que comprendas cuál es tu propia estrategia para generar confianza en tu audiencia y, así, comenzar a monetizar todo eso que tenés para aportarle a las personas.

 

Grupos en Facebook: cómo funcionan y para qué sirven

Grupos en Facebook: cómo funcionan y para qué sirven

Los Grupos en Facebook están de Moda. Pero como la moda no incómoda, dicen por ahí, déjame decirte algo muy claro: hoy en día tener un grupo en Facebook, donde puedas nuclear a tu público objetivo, es el complemento perfecto con tu estrategia de email marketing (algo así como la manzana y la canela o la banana y el dulce de leche).

Paso explicarte.

Vamos a decir la verdad: cada vez más, la visibilidad orgánica en las Fanpages es una mierda. Sí, lo dije. Perdón por la expresión, pero lo tenía atragantado.

No te quiero decir con esto que hay que tirar al tacho las Fanpage y olvidarnos del asunto ¡Por favor no!

Siendo extremadamente generosos con los números, se calcula que las publicaciones en una Fanpage tienen un alcance orgánico entre un 5 y 10% (el alcance orgánico es la cantidad de personas que ven tus publicaciones sin que les pagues a Facebook). Solo cuando pagamos, el alcance se dispara y tenemos una participación decente.

De todas maneras, no te confundas: si el contenido no interesa a tus seguidores, los alcances y participación no los remontás con nada, ni con tres millones de dólares encima.

Trabajar en las Redes Sociales la visibilidad de nuestra marca tiene una contrariedad: no sos vos la que pone las reglas. Por ejemplo, si un día Mr. Facebook decide cambiar la forma en mostrar las publicaciones y dice: “A partir de ahora no hay más fotos, vamos a subir solo videos”, habrá que poner la mejor cara y adaptarse (o irse en búsqueda de otros lugares donde poner nuestra mejor cara).

Por eso, hay algo que vengo pensando hace tiempo para darle una vuelta de tuerca a mi visibilidad y es incorporar un Grupo Privado en Facebook. Están en alza, la gente de Mark los están promocionando mucho y están incentivando a su uso.

Si sos Coach o Terapeuta y querés aumentar tu visibilidad en las Redes Sociales para atraer más clientes, sumate a la Comunidad en Facebook en el botón que sigue.

¿Por qué te sirve tener un grupo privado en Facebook?

Para comenzar, existen varios motivos por el cual se puede abrir un grupo: para acompañar tu marca, como aula virtual, para un lanzamiento, entre otros. Según el motivo, va a ser su configuración de privacidad.

¿Qué es esto? Los grupos tienen tres niveles: Abierto, Cerrado o Secreto.

Grupo Abierto

Las personas no necesitan ser miembros para ver las publicaciones y aparece en los buscadores de Facebook.

¿Para qué los podés utilizar?

En general son grupos que buscan la masividad, los que más aparecen son espacios de compra-venta, alquileres, viajes, temáticas esotéricas y club de fans de famosos. Yo no te recomendaría hacer un grupo de este estilo por eso no me voy a detener mucho acá.

Grupo Cerrado

Para que los usuarios vean las publicaciones se necesita ser miembro y aparece en los buscadores de Facebook.

¿Para qué los podés utilizar?

Dependiendo el objetivo, será el para qué del grupo cerrado. Acá te comparto los dos principales que,  a mi criterio, funcionan mejor.

Acompañamiento de marca: son ideales si tenés un negocio online, ofrecés servicios y querés que acompañe la estrategia de comunicación de tu marca. En el vas a generar autoridad, porque será gente que llegará en busca de soluciones a los problemas que vos te encargás de resolver.

Por ejemplo, si sos un Coach que trabaja con mamás que quieren reinsertarse en el mundo laboral, podés tener contacto diario con tu público objetivo haciendo preguntas que toquen el punto de dolor de esas madreas, sabrás de primera mano cuales son los problemas que están teniendo para ofrecerles soluciones inmediatas. 

Lanzamiento: Podés abrir un grupo con fecha de cierre para lanzar un infoproducto a través de un training. Y te digo fecha de cierre porque debe quedar claro desde el principio que hay una fecha límite para que las personas puedan tomar este training que dará paso a un curso pago.

Esto te permitirá fidelizar mucho más rápido a audiencias que no te conocen (a esto le decimos “tráfico frío”, pero no te quiero marear con estos términos). También generás necesidad en los seguidores, porque tendrán, por un período de tiempo, constante aporte de valor de contenidos referentes a la temática de tu curso.

Por ejemplo, si estás por lanzar un curso de mindfulness podés crear un grupo con un reto de 7 días de meditación. En él subís videos sobre las diversas maneras de hacerlo, pedir que te den feedback y que las personas te vayan contando los cambios que han tenido con la puesta en práctica de la meditación o formas saludables de vincularte con tu entorno.

Grupo Secreto

No aparece en los buscadores de Facebook y si no sos miembro, aun teniendo el link no lo podés encontrar. Es algo así como un “Deep Facebook”. Se llega solo por invitación del administrador.

¿Para qué se utilizan?

Aula Virtual: son ideales para grupos de cursos, lo que implica que sirven para sustituir las viejas y pesadas plataformas virtuales. Agregan un valor inestimable a tus productos de pago porque te permite humanizar tu contenido virual, tener un diálogo diario con los participantes y generar sentido de grupo de aprendizaje (algo recomendable si queremos que las personas aprendan lo más posible sobre lo que estás enseñando).

Equipo de Trabajo: sirve como espacio de reunión virtual para equipos de trabajo. Si bien hay otras plataformas que hacen esto y muy bien, he experimentado algunas veces esta modalidad en Facebook y sirve mucho para estar en contacto diario con las tareas, ideas y contenidos que se ponen en común entre los miembros.

Animate y abrí tu grupo en Facebook

Descargate mis 10 consejos para aumentar la participación en tu Grupo

¿Te gustaría transformar un grupo de desconocidos en una tribu fidelizada?

Además podés configurar los diferentes subniveles de control de privacidad.

Además de estas tres diferencias, variará mucho la configuración que hagas.

Porque podés setearlo de que cualquiera pueda agregar miembros (no es recomendable si querés tener miembros de calidad), o que solo el administrador pueda hacerlo.

También podés elegir si querés que solo los administradores publiquen o que lo puedan hacer también los miembros. Aquí te recomiendo que abras la publicación libre. Establecé normas claras de uso y si alguien hace mucho spam, elimínalo. Sí, así de vertical.

¿Cuáles son los beneficios de tener un grupo en Facebook?

Generás confianza en tu comunidad por la cercanía en la interacción, por lo que el proceso de fidelización es mucho más fuerte y acortado en el tiempo

Contacto directo e inmediato con tu Cliente/Lector ideal. Es como un canal abierto en donde podés saber de primera mano las necesidades de tus lectores quieren resolver. Esto es fundamental si tenemos en cuenta que lo que ofrecemos son soluciones a esas necesidades.

Autoridad. Ser el facilitador de un grupo te posiciona como experto en el tema. Esto, tenés que saber, es el ABC cuando queremos vender productos o servicios, porque las personas, al final, cuando te tienen confianza no estarán comprándote lo que ofrecés sino que estarán comprándote a vos y las soluciones que les proveés.

Creas Tribu. O por decirlo de otra manera, generas comunidad. Y sabemos la importancia de crear una comunidad alrededor de tu marca. El grupo en Facebook te posibilita aportarles valor regularmente, conversar con ellos uno a uno, ofrecerles recursos gratuitos o pagos. Habilitás un espacio de Networking y vinculás a personas que, si no hubiesen estado allí, tal vez no se hubiesen encontrado. Todo en una dinámica cercana y constante.

Consistencia publicitaria. Investigando para este post, me llamó la atención una definición que hace en su blog Diana Fontanez, y es que el Grupo en Facebook posibilita la consistencia publicitaria ¿Qué es esto? Es que estamos sobre nuestros clientes (o futuros clientes) de manera constante.

Vos dirás: pero si yo publico siempre en mi Fanpage, mis otras Redes Sociales y hasta mando regularmente los mails a mi base. Sí, está bien. Pero no les llega a todos. En un grupo, la dinámica cambia porque cada vez que publicás algo a la persona le llega una notificación que publicaste en el grupo. Así, directo y sin vueltas.

Facebook no es un fin en sí mismo 

 

Para finalizar, hay algo que aún no te he dicho y creo que es fundamental que tengas en cuenta: los grupos en Facebook, así con tu Fanpage o cualquier Red Social que manejes, nunca deben ser un fin en sí mismo. Acordate que son canales para llevar tráfico a tu web y para captar suscriptores a tu lista de correo.

Las Redes Sociales, Google, tu web y el email marketing, son intermediaros de la relación entre vos y tu audiencia (que serán tus posibles clientes).

Entonces, aquí entra lo que te dije al principio: los grupos en facebook son el complemento perfecto para tu estrategia de email marketing.

Supongamos que armaste un LeadMagnet para solucionar un problema puntual de tu público objetivo (un ebook, una checklist, un audio o video de descarga gratuita). Lo das gratis a cambio de una suscripción a tu lista de correo.

La persona se lo descarga, tal vez lo lea o tal vez no. Vos le enviás un mail a los pocos días sobre qué tal le fue en la lectura y su implementación, si tiene alguna duda o comentario.

¿Sabés cuántos te contestan? El 15 o 20 por ciento ¡Con suerte!

Entonces, qué tal si en el mail de bienvenida le enviás la invitación para que se dé alta al grupo, dentro del contenido de ese LeadMagnet le volvés a insistir y en el mail de consulta, lo invitás otra vez. Sí, ya sé: “Que insistente que sos Nico” Pero son mensajes que no serán muy invasivos: en los mails los ponés en la posdata, si tu LeadMagnet es un archivo pdf, lo ponés al final.

¿Cuánto se puede enriquecer esa persona si se suma al grupo en el que va poder conversar sobre el problema que por el cual llegó a vos?

¿Te has puesto a pensar cuánta gente anda por ahí emprendiendo sola, lidiando con sus problemas en soledad, no encontrando eco con sus preguntas? 

Es hora de que les habilites un espacio donde las personas se encuentren, se escuchen, conversen y, entre medio, vos ayudes a los demás.

Además, no vas a ser solo vos la que va a ayudar, va a ser la comunidad que crees alrededor del grupo y como esta se adueñe del espacio. Porque en definitiva, vos vas a servir de facilitadora para que toda la tribu se reúna alrededor del fuego a charlar, aprender y saber, en definitiva, que nunca es bueno caminar solo.

Animate y abrí tu grupo en Facebook

Descargate mis 10 consejos para aumentar la participación en tu Grupo

¿Te gustaría transformar un grupo de desconocidos en una tribu fidelizada?


 

GUARDÁ Y COMPARTÍ ESTE ARTÍCULO EN PINTEREST

POR QUÉ EL EMAIL MARKETING ES LA SOLUCIÓN (y cómo lo potenciamos con Facebook)

POR QUÉ EL EMAIL MARKETING ES LA SOLUCIÓN (y cómo lo potenciamos con Facebook)

Cuando hablamos de email marketing, pensamos en campañas de emails segmentadas, personalizadas y medibles. No es necesario que seas experto en marketing digital para entender sus funcionalidades y objetivos. Pequeñas y grandes empresas lo utilizan para posicionar sus productos, comunicar promociones o informar a sus clientes de nuevos lanzamientos.

¿Te pensabas que el email estaba muerto? ¡No! Hay una frase que dice: “En la lista está el dinero”. Sé que es muy gringa y fría, pero es real.

Tener una lista de suscriptores fuerte y bien segmentada es tener un capital poderoso donde la tasa de conversión de seguidores en clientes aumenta considerablemente (mucho más que cualquier Red Social).

Te podés decir: “Ah, no. Pero ya nadie mira los mails” ¡Wrong amiga Terapeuta!

Pensá un poco ¿Cuántas veces al día chequeás tu teléfono? ¿Cuántas de esas veces chequeás los mails que te llegan?

El email marketing está más vivo que nunca y si querés tener un éxito rápido y efectivo, es una de las mejores estrategias comunicacionales online que podés implementar.

La clave del email marketing es que te sirve de nexo para conectar todos tus canales en el ecosistema de comunicación. 

¿Eco qué?

A ver, no me voy a extender en este concepto, pero te lo digo claro: veo mucho Coach o Terapeuta con una Fanpage en Facebook tratando de vender sus servicios. Leo muchos mensajes de personas que me escriben diciendo que no pueden vender sus consultas, sesiones o programas porque no tienen muchos seguidores en Facebook o porque sus publicaciones tienen poca participación.

Una cosa te tiene que quedar en clara: con solo una Fanpage no le vendés ni al loro. Olvidate.

Facebook, lo repito por vez número mil, no es un fin en sí mismo. Debe estar pensado como un canal más dentro del sistema de comunicación de tu emprendimiento. De ahí Ecosistema de Comunicación.

Porque Facebook te servirá no solo para generar reputación online y generar comunidad (para esto, crear un grupo apuntado a tu nicho, es un gol de media cancha), también llevarás tráfico a tu Web y tus artículos del blog (un canal de comunicación). Además, podrás hacer campañas para llevar a las personas a que se den de alta en tu lista de correo.

A través de tu blog, si hacés un buen laburo de SEO (que yo de eso no sé un pomo) te vas a posicionar en Google (otro canal de comunicación) y te llegará más tráfico.

Bueno, pero no me quiero extender en este concepto.

Lo que tenés que saber, por ahora, es que el email marketing es el canal que atraviesa todo este ecosistema y que te servirá para generar confianza en tu suscriptor, autoridad como referente y fidelizarás a tus futuros clientes.

Claves de las campañas de email marketing

La clave de cualquier campaña de email marketing es la segmentación, un proceso fundamental que permite clasificar a los clientes según sus gustos, necesidades, características, etc.

Así que acá me corrijo: el dinero no está en la lista, el dinero está en la lista segmentada. Utilizando el email marketing se pueden dividir los contactos para mandarles emails lo más especializados y personalizados posibles, con información, regalos y hasta cupones de descuento.

Se trata de enviar el email adecuado a la persona adecuada en el momento adecuado.

Veamos cuáles son las ventajas de esta herramienta para que entiendas por qué es una de las tácticas más fáciles y eficientes para llegar a tus clientes:

Están dirigidas a tu público específico: los lectores y potenciales clientes que integran tu base de datos aceptaron recibir información sobre tu marca, productos y servicios. Esto es FUNDAMENTAL. Pensá que hoy en día, la audiencia es la dueña de elegir los contenidos a consumir.

Ya no existe eso de fumarse las publicidades en la televisión ni ver la comedia brasilera que te hacían mirar tus padres a la hora de la cena. Hoy elegimos qué es lo que queremos ver. Y en ese tren también se sube la elección de a quién seguir, a dónde suscribirse o qué leer.

Por eso, NUNCA, pero nunca, cometas el error de agarrar alguna base de datos de alguna cuenta de correo que tengas por ahí y sumar a la gente a tu lista de correo masivo para hacer email marketing.

Estarás enviando mail inadecuados a las personas inadecuadas en el momento inadecuado.

La persona debe elegir suscribirse a tu lista y debe tener el poder de decidir de darse de baja de ella. 

Son campañas de bajo costo: no requieren una gran inversión. Sus costos son menores que la publicidad tradicional y su alcance e impacto es mucho mayor.

Hay opciones gratis como Mailchimp o pagas como Aeweber o Active Campaign (yo utilizo esta última, es la mejor herramienta que hay en el mercado) (sí, ya sé: te lo digo así, como quien tiene la verdad en esas tablas de los 10 mandamientos; pero no, yo creo que es la mejor porque yo hiper segmento, elaboro estrategias de embudos y automatizaciones, y cosas recontra Nerds. Pero vos, para arrancar, con Mailchimp vas a ir muy bien)

Son fáciles de medir: es posible conocer cuál fue el comportamiento de los lectores al leer el email que enviamos. Podemos saber la efectividad del asunto, el contenido, el impacto de las ofertas o cuál fue el link más clickeado.

Tienen un alcance global: el email marketing es una estrategia que no tiene fronteras y te permite llegar a públicos nacionales e internacionales.

Tienen una alta tasa de conversión: como te decía al principio, la capacidad que tiene el email marketing para concretar ventas es bastante alta comparada con otras herramientas de marketing directo. Podés calcular con exactitud el retorno de la inversión (ROI).

Las campañas son asincrónicas: esta es una de las grandes ventajas del email marketing en comparación con las redes sociales: tus destinatarios van a poder leer tus correos cuando quieran y tengan tiempo.

¿Cómo podés captar las direcciones de correo electrónico de nuestros lectores?

Grabate esto: a esta altura del partido nadie (o casi nadie) se da de alta “Para recibir las últimas novedades”. ¡No, mi amiga Coach, estamos hasta el cuello de las últimas novedades en todos lados! Que Facebook, que Twitter, que mails de agencias de viajes a las que nunca nos suscribimos, que el whatsapp, que esto y lo otro.

El usuario, cada vez, tiende a reducir el impacto de la sobre información. Y no se te va a suscribir con ese discurso que lo tiene ¡hasta acá!

Por eso, para que lo haga hay que regalarle algo. Sí, nada es gratis en la vida.

Seguro a esta altura ya te apareció una caja para que te registres a mi web a cambio de dos ebooks ¿no? Bueno, de eso te hablo. Yo te doy algo a cambio de tu email. Estamos intercambiando.

Entonces ¿Qué le podés regalar a esa personas? ¡Puf! ¡Tantas cosas! Ebooks, checklist, audioclase, un video, una app. De todo. Pero siempre que vaya alineado con los que vos ofrecés y que la persona se lleve una experiencia, en tamaño chiquito, de lo que pueden conseguir con vos.

Por ejemplo, si sos Coach nutricionista, tal vez que le regales un ebook de “3 pasos para controlar la ansiedad oral” le puede servir si realizás talleres grupales para que las personas dejen de comer en piloto automático y tengan consciencia plena a la hora de la ingesta.

 Lo que vos ofrecés va alineado con tu propuesta de valor y con lo que precisa tu cliente ideal.

FACEBOOK ADS + LEADS

Entonces ¿Qué tiene que ver todo esto con Facebook?

Mucho y te explico por qué:

Estamos acostumbrados a ver en Facebook un lugar para llegar a más público, crear comunidad online y hacer que nuestra marca gane reputación online. Eso está muy bien y está fuera de discusión.

Pero ¿qué pasa si la utilizamos como un canal para hacer que los usuarios se suscriban a nuestra lista de correo?

No te estoy hablando de hacer una pestaña en tu Fanpage con una lista de suscripción. Por mi experiencia, eso casi no funciona porque como usuarios no solemos visitar las páginas de quienes seguimos, sino que interactuamos a través de lo que aparece en nuestro muro.

Lo que te hablo es crear campañas específicas para captar suscriptores a través de la publicidad en Facebook (Facebook Ads).

No quiero entrar en detalles técnicos sobre cómo armar estos tipos de campañas porque esto amerita un post entero, pero los tipos de campañas que te hablo son específicos para crear conversiones de usuarios de Facebook en suscriptores a tu lista de email.

No te estoy hablando de pagar en Facebook para crecer en likes, ni para que compartan tus publicaciones ni para generar mayor interacción. No. En este caso es apuntar con los anuncios específicamente a que el publico se suscriba a tu lista de correo.

Recordá que el éxito en Facebook no es cuántos likes tengas sino la cantidad de conversiones de seguidores en clientes que puedas generar.

Facebook cuenta con millones y millones de usuarios y si te dedicás a segmentar apropiadamente, podés encontrar a tu público ideal que encuadre con lo que vos estás ofreciendo.

Puede que pienses: “pero yo no tengo dinero para invertir en publicidad”. Aquí está lo maravilloso de esto: no necesitás invertir demasiado para tener éxito. Yo me gasto entre uno y tres dólares diarios con resultados asombrosos (Si pensás, eso es lo que te sale un café o un ticket de bus. Te cuesta menos que una caja de cigarros, una cerveza en el bar o una entrada al cine).

Siguiendo esta estrategia he tenido algunos números que hasta a mi me han sorprendido:

En nicolasmarrero.com he llegado a captar 2.827 suscriptores en cinco meses. Esto ha sido la estrategia base de mi Fanpage y en la cual he basado casi todos mis esfuerzos: establecer una base de suscriptores e interactuar con ellos vía email.

En mi otro emprendimiento online, Letras de viaje, hace cuatro años que lo tengo y ha ido mutando con el tiempo. A principios de Octubre comencé una estrategia fuerte de trabajo con mi lista de suscriptores.

Elaboré un ebook descargable y comencé a hacer campañas en Facebook con solo un dólar por día. La lista, que había comenzado con poco más de 150 suscriptos aumentó a 922 hasta el día de hoy (30/11/16). Es decir, en dos meses tuve 772 suscriptos y he gastado menos de 60 dólares.

Con algunos de mis clientes hemos comenzado a desarrollar esta estrategia utilizando Facebook como embudo para atraer suscriptores: con GabrielaH en dos semanas captamos 348 suscriptores y con Pame pudimos captar 1.545 suscriptores dos meses.

conversiones-pame-post

Conversiones en Facebook de Pamela Quezada

gabriela-conversiones-post

Conversiones en Facebook de Gabriela H

 

lista-letras-de-viaje-post

Mirá todo lo que creció la lista de Letras de Viaje estos dos meses ¿No te gustaría algo así?

Estos son solo algunos números que quería que vieras pero a esos números hay que siempre ayudarlos con generar contenidos que le brinden soluciones a tu público.

Recordá que el REY de todo esto es el contenido de valor y de nada servirá ser super masivo, tener miles de seguidores y suscriptos si no te preocupas por fidelizarlos.

Bueno, ahora vendría la parte de venta. La sección en la que te digo: “Hola! yo este servicio lo ofrezco y podés verlo acá” Pero no, no te lo voy a decir. Quiero que pienses en lo que acabás de leer y analices qué es lo que estás haciendo para generar más visibilidad a través de tu Ecosistema de comunicación.

¿Qué paso te falta dar para comenzar a trabajar el email marketing que tu emprendimiento merece?